¡W ESPAÑA!

Americans by Robert Frank

No hay nada para testar el patriotismo de un país, como ponerse la camiseta de su selección de football y ir a correr por la calle. Yo lo he hecho hoy.

Así que, camiseta de España y a correr por el parque. El resultado ha sido increíble y desde luego que los españoles tienen un problema serio con su “amor a la patria”! Yo tampoco soy una de “banderas y de camisetas” pero las miradas de hoy me han hecho reflexionar. Os cuento.

Hay que empezar diciendo que hoy juega España contra Portugal, así que tampoco estaba fuera de lugar que alguien llevase la camiseta puesta, además estaba haciendo deporte, y es normal llevar una camiseta deportiva, ¿no? En mi contra hay que decir que si, vivo en un barrio por la mayoría de latinoamericanos y de gitanos, así que entiendo que no le hacia ninguna gracia mi experimento. Pero bueno, total que todas las miradas eran para mi, y muy pocas era amistosas. Las que lo eran, eran de gente mayor. Un viejecito que jugaba a la petanque incluso me ha gritado: “España, España! Que alegría y que orgullo!”. Pensaba que iba a levantar el brazo en un saludo fascista. Será que justo ayer vi un reportaje sobre los herederos del fascismo en España y estaba algo impresionable! Bueno, total que todos los viejecitos que jugaban con el, empezaron a gritar que viva España, mientras que yo, simulando con el ipod, me escapaba aterrorizada!

Niña con bandera en el desfile de las fuerzas armadas ©Samara Croci

Al revés, las miradas de los jóvenes que andaban por allí con perros o leyendo. Desde luego no era de ninguna admiración, más bien al revés. Así que he aprendido que si uno quiere ligar, la camiseta de España, en España, no es una buena elección de ropa. A lo mejor si lo es la de Brasil, pero solo si cuela el hecho de que la chica que la lleva sea brasileña, si no, tampoco.

Los niños si que me sonreían amistosos y incluso empezaron a hablarme del partido de esta noche y de que si íbamos a ganarlo o no. Así que, si creéis que el amor por la patria es algo importante, podéis estar un poco más tranquillos ya que puede que las jóvenes generaciones vayan mejorando en este aspecto.

No sé decir como habría ido mi experimento en Italia. De entrada, diría que a la gente le daría bastante igual que uno lleve o no la camiseta de la nacional, y si la lleva, bien. Pero haré una prueba en cuanto pueda y os contaré que pasa.

Sobre el caso de España me habían avisado, pero no creía que iba a ser tan fuerte la reacción. Pensaba que, a lo mejor, como en Italia, hay gente a la que no le gustan las banderas o que la camiseta de la nacional no la pondrían nunca, pero no me esperaba una reacción tan negativa. Creo que se deba a que España ha vivido tantos años con el franquismo que imponía su enfermo amor por la patria y sus símbolos tan nacionalistas. Y de hecho, los únicos que me sonreían, o que, por lo menos, no me miraban con maldad en la calle, eran personas que parecían tener pinta de derechistas.

Bueno, terminado mi experimento, voy a quitarme la camiseta sudorosa y la guardaré para cuando esté en Italia! De momento voy a ver el partido y VIVA ESPAÑA!

Samara Croci

P.D: Buscando una imagen divertida para esta entrada del blog, me doy cuenta de que es difícil hablar de patriotismo en este país sin pensar, y en este caso sin encontrar imágenes duras del nacionalismo vasco, catalán o derechista.

Licencia  Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...